Todos estamos nerviosos a causa del coronavirus. Nuestra vida diaria se ha visto alterada y es probable que la ansiedad y la preocupación que sienten los padres la estén transmitiendo a sus hijos. A continuación le damos algunos consejos para hablar con sus hijos sobre el coronavirus:
 

¿Necesitas ayuda profesional? Conversa con un abogado de familia haciendo clic aquí

 

1. Informa adecuadamente


La mayoría de los niños ya han escuchado sobre el coronavirus, por lo que los padres no deben evitar hablar sobre el tema.

Conversar sobre el tema puede ayudar a los niños a estar más tranquilos dado que puedes disipar sus dudas. No ofrezcas demasiada información, ya que esto puede ser abrumador. Haz tu mejor esfuerzo para responder honesta y claramente.

Su objetivo es ayudar a sus hijos a sentirse informados y obtener información basada en hechos objetivos y no en noticias falsas o comentarios que escucharon de sus amigos.

Para comunicar correctamente lo que está pasando, es necesario leer sobre el tema en las páginas oficiales (fuentes confiables) o ver noticias de relevancia para comunicar algo objetivo.
 

2. Proteja sus emociones


“El tratamiento para la ansiedad no es hacer que el miedo desaparezca, es controlar el miedo y tolerar la incertidumbre”, explica Jerry Bubrick, PhD, psicólogo clínico del Child Mind Institute de EE.UU.

Entonces, es de suma importancia mantener la calma y transmitir seguridad, confianza y hablarles de acuerdo a su edad usando un lenguaje apropiado, y observar cómo reacciona. Si tiene miedo o ansiedad, debemos afianzar su lado emocional ya que al igual que un adulto, los niños también se estresan.

Si usted se siente ansioso o en pánico, ese no es momento de hablar con sus hijos. Tómese su tiempo y encuentre un momento en donde esté tranquilo para conversar con sus hijos y transmitir calma mientras responde a sus preguntas.

Invite a sus hijos a contarle cualquier cosa que hayan escuchado sobre el coronavirus y pregúntales cómo se sienten. Aliéntales a hacer preguntas. Su objetivo es evitar que sus hijos estén creando fantasías aterradoras.
 

3. Estructura su día


Es fácil para los niños aburrirse e inquietarse si se enfrentan a un día sin estructura. En esas circunstancias, la ansiedad de los niños aumenta.

Por tal motivo, asegúrese de estructurar sus días cuando están confinados en casa. Altere las tareas escolares con actividades y periodos de tiempo libre. Luego asegúrese que los niños tengan comidas regulares, horas de dormir saludables, tiempo para hacer ejercicios o socializar con sus amigos a través de viodellamadas o redes sociales si están con ellos.

Si los padres están divorciados y, por motivo de la cuarentena, uno de ellos no puede visitar a sus hijos como antes lo hacía, debe saber que es vital y saludable para sus hijos que mantenga el contacto y comunicación con el padre que está ausente, ya sea a través de llamadas, viodellamadas o cualquier otro medio digital.
 

4. Mantenga la tranquilidad


No comparta su preocupación con sus hijos, y si se siente ansioso, encuentre una manera de tranquilizarse. Recuerde que todo lo que usted siente lo va a transmitir a sus hijos, por eso tómese su tiempo para comunicar de una manera simple y, si no tiene las respuestas a las preguntas de sus hijos, podría responderles de la siguiente manera “aunque no tenga la respuesta en este momento, deben saber que una vez que lo tenga, mamá o papá se lo hará saber”.
 
 
Para mayor información, también puedes leer:

Preguntas sobre Tenencia y Régimen de Visitas respondidas por abogados de familia
10 Preguntas sobre Divorcio respondidas por abogados de familia
Régimen de visitas y custodia de los hijos durante la pandemia de coronavirus
 

¿Necesitas ayuda profesional?

Conversa con un abogado de Familia.